Novedades

Concursal

La situación de insolvencia le puede afectar desde dos puntos de vista: bien como empresa que no puede hacer frente a sus obligaciones corrientes, o bien como empresa que ve cómo su deudor/cliente es insolvente y se declara en concurso de acreedores.

 

Si su empresa se encuentra en una situación difícil, prevé no poder cumplir sus próximas obligaciones corrientes, o no puede hacer frente ya a las mismas, se encuentra en una situación denominada legalmente "concursal". Ello quiere decir que, con el fin de no incurrir en responsabilidad personal, el órgamo de administración debe instar ante los tribunales de justicia el concurso de acreedores previsto en la Ley Concursal, o cuando menos iniciar una negociación con sus acreedores advirtiendo de ello al juzgado a través del cauce previsto legalmente en el art. 5 bis de la Ley Concursal (el llamado "preconcurso"). Actualmente la Ley prevé también que en estas situaciones pueda solicitar la intervención de un Mediador Concursal (¿qué es?), al objeto de alcanzar un acuerdo con los acreedores a fin de evitar el procedimiento judicial concursal con los graves inconvenientes que ello genera para la viabilidad de la empresa.

 

Tenga muy en cuenta que la falta de alguna de las medidas indicadas (solicitud de concurso, "preconcurso", o solicitud de Mediador Concursal) cuando la situación de la empresa lo requiera, le puede acarrear gravísimas consecuencias personales ya que cualquier acreedor puede solicitar la declaración de concurso de su empresa, y también  solicitar que se declare su personal responsabilidad como administrador de las deudas de la sociedad. Si la situación de su empresa es difícil, no dude en consultar su asunto para evitar futuros problemas.

 

Si por el contrario usted es acreedor de una empresa y ve cómo le informan de que el deudor ha sido declarado en concurso de acreedores o le comunican la intervención de un Mediador Concursal, necesitará el consejo de un experto para conocer cuáles son los trámites para acreditar primero su deuda e intentar cobrarla después, seguir la tramitación del procedimiento y asesorarle debidamente para poder defender sus intereses en el mismo, conociendo las posibilidades que tendrá de cobrar finalmente su crédito y el costo que podría suponerle toda esta intervención.

 

 

 

Mediación:Se entiende por mediación aquel medio de solución de controversias, cualquiera que sea su denominación, en que dos o más partes intentan voluntariamente alcanzar por sí mismas un acuerdo con la intervención de un mediador

Mediador Concursal: Es aquella persona física que, por reunir de forma concurrente los requisitos establecidos para ser mediador y los que la Ley Concursal exige en su artículo 27.1 para ser administrador concursal, puede ser designado como tal por Notarios o Registradores Mercantiles en los acuerdos extrajudiciales de pagos a que se refiere el Título X de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal. (Saber más sobre la Mediación Concursal)                                                                        

                                                                                                                                                                                               . (volver)