Novedades

Protección de Datos y

Comercio Electrónico y Startups

 

Desde el momento en que usted tiene trabajadores, proveedores personas físicas, clientes personas físicas, o recopila información personal por cualquier motivo de cualquier persona, está sujeto al cumplimiento de la Ley Orgánica de Protección de Datos, conocida por las siglas LOPD, y su reglamento. Estos datos deben estar debidamente protegidos, tanto más cuanto mayor sea el nivel de privacidad previsto legalmente, y deben por tanto ser tratados adecuadamente en todo la cadena de su tratamiento:desde su recepción, pasando por su almacenamiento, como por su uso, y finalizando por su cancelación.

Por esto, es importante contar con conocimientos no solo estrictamente legales, sino también conocer su empresa y conocer cómo se tratan los datos personales en su empresa para, en su caso, efectuar los cambios que usted necesite sean de organización (para lo que contamos con un experto en organización de grandes y medianas empresas) o solo de tratamiento o almacenamiento. Nuestras soluciones por tanto se adaptan a su empresa, ya que solo una solución a medida le garantiza cumplir con la Ley en todo el proceso por el que pasan los datos personales.

Si además efectúa cualquier tipo de actividad económica a través de internet, o simplemente tiene una página web o está creando una Startup, le es asímismo de aplicación la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSI). Esta Ley le afecta aunque sea usted una persona física siempre y cuando efectúe actividad económica por internet de cualquier tipo, y aunque ni siquiera trate datos personales, ya que existen una serie de requisitos legales (avisos legales, avisossobre cookies, condiciones de contratación...) que usted deberá cumplir.

Asimismo, tanto si es usted una persona que considera que su privacidad ha sido invadida, como un empresario a quien se le haya abierto un procedimiento sancionador o una inspección, podemos ayudarle a que el procedimiento llegue a buen fin, bien sea este procedimiento seguido ante la Agencia Vasca de Protección de Datos, o ante la Agencia de Protección de Datos estatal.

Recuerde que la Ley prevé importantes sanciones por su incumplimiento, que pueden alcanzar desde los 900 € para infracciones leves, a los 600.000 € para las muy graves.